El mayor obstáculo para avanzar en el aprendizaje de la guitarra y el secreto para superarlo.

Estás empezando en el mundo de la guitarra.

Te has dado cuenta que esto del aprendizaje de la guitarra requiere practicar regularmente.

Desarrollar unas habilidades motoras que ahora mismo no tienes.

¿Sabes qué practicar?

¿Y cómo hacerlo?

Práctica correcta = Sabiendo la forma apropiada de hacer algo, asegurarte de que lo haces.

Aprendizaje de la guitarra y tensión muscular innecesaria

Adquirir una nueva habilidad motora como es tocar acordes de guitarra o ritmos de guitarra.

«Requiere la descomposición de la habilidad que se pretende adquirir en sus componentes básicos, y la comprensión del modo en que esos componentes se combinan para formar un todo en la correcta ejecución de la tarea» (https://es.wikipedia.org/wiki/Memoria_procedimental)

Proceso que necesita ATENCIÓN.

Y mediante la práctica repetida.

Automatiza la habilidad.

Surge aquí el mayor obstáculo para adquirir dichas habilidades debido a que cada vez que utilizas un músculo, otro se vuelve tenso provocando una tensión innecesaria que se vuelve normal si no eres consciente de ello.

Así pues la tensión muscular innecesaria es tu principal obstáculo para avanzar con la guitarra.

Aprende como tienes que practicar de una vez para siempre

Si quieres avanzar rápido en el aprendizaje de la guitarra y evitar incontables horas de prácticas que no te llevan a conseguir tu objetivo o incluso te provocan molestias físicas o dolores.

¡Haz caso al consejo de practicar despacio, haciendo los movimientos correctos y relajado!.

Olvídate de repetir ese acorde que no te suena bien con esa enorme presión en los hombros, con el brazo duro como el acero o con los dedos apretando el diapasón como si fueran a perforarlo.

Enséñale a tu cuerpo a hacerlo bien y relajado y estarás forjando los cimientos de un aprendizaje de la guitarra efectivo y duradero en el tiempo.

Dos cualidades importantes para superar obstáculos

  1. Deseo de superarlo. No una varita mágica que con un toque lo arregla sino voluntad de invertir esfuerzo.
  2. Honestidad para aplicar una atención extrema y asegurarte de que tienes la máxima relajación posible cuando practicas la guitarra.

Con el tiempo verás que esforzándote en localizar esas tensiones musculares innecesarias siempre podrás eliminar parte de ellas.

Presta atención a lo que pasa en tu cuerpo cuando practicas y descubre tus puntos de tensión para soltarlos.

Es un proceso sin fin.

En cualquier práctica que te resulte difícil detente en medio de ella y sorpréndete descubriendo tus tensiones.

Si quieres tocar la guitarra «fácil» (relajado) como hacen los maestros debes descubrir constantemente tus tensiones durante las prácticas y deshacerte de ellas.

Ojo con practicar con tensión muscular innecesaria

Una de las cosas más difíciles de cuantificar es el estado de relativa tensión o relajación de los músculos.

Esto es así porque nos acostumbramos muy rápidamente a lo que experimentamos y lo asumimos como normal.

Si realizas un ejercicio repetidamente con tensión innecesaria, en poco tiempo asumirás que lo estás realizando con una tensión normal.

Aunque en un principio es ineludible practicar con exceso de tensión.

No debes asumir que es inevitable.

A menudo se requiere mayor flexibilidad en los dedos o un mayor desarrollo muscular que llegarán con una práctica continua y adecuada.

Tratamiento correcto de tus obstáculos aprendiendo guitarra

Cuando te encuentras con algo que no te sale en tus prácticas el procedimiento adecuado para superarlo es siempre el mismo.

Repetir el movimiento EXAGERADAMENTE despacio y con una atención EXTREMA en mantener todos tus músculos relajados.

Con cada repetición que hagas de esta manera los músculos aprenden a moverse de forma relajada para producir el resultado que buscas.

Entender cómo funciona el cuerpo y una atención honesta mientras practicas te van a permitir alcanzar todos los objetivos que te propongas en el aprendizaje de la guitarra.