3 simples mascarillas faciales que podés hacer en casa

Cuando pensamos en tratamientos nutritivos para la piel, muchas veces nos imaginamos importantes centros de estética o días completos de spa que suelen estar fuera de nuestro alcance. Pero cuidar tu piel puede ser mucho más sencillo de lo que te parece. De hecho, podés hacerlo con ingredientes que seguramente tengas en casa. 

Acá te mostramos 3 máscaras faciales que podés hacer vos misma para lograr una limpieza de cutis profesional. ¡Contanos qué te parecen!

1. Palta y miel

Los beneficios de la palta para el cutis son muchos. Las mascarillas con palta llegan a las capas más profundas de la piel, otorgando una gran elasticidad. Este fruto contiene una enorme cantidad de minerales, como calcio, sodio, potasio, hierro y magnesio, y a su vez es un fuerte portador de vitaminas A, B, E y K. 

Preparación

Disolver 1 cucharada de miel en 2 de agua caliente. Procesar media palta y mezclar todos los ingredientes. Aplicar en el cutis y dejar actuar por unos 15 minutos. Enjuagar con agua tibia.

2. Arcilla y yogurt

La arcilla es uno de los ingredientes preferidos cuando de máscara facial se trata. ¿Por qué? Elimina toxinas y químicos, a la vez que oxigena las células. Es rica en minerales, como magnesio y calcio. Por su parte, el yogurt ayuda a exfoliar la piel, cierra los poros con ácido láctico y es anti bacteriano.

Preparación

Mezclar ambos ingredientes con utensilios que no sean de metal. Aplicar en la cara de 10 a 15 minutos y removerla con agua tibia y un trapo o toalla.

3. Crema, miel y limón

Esta combinación puede sonar extraña pero sus beneficios para la piel son muchos: es exfoliante, ayuda a reducir el acné, previene las manchas y cierra los poros. 

Preparación

Mezclar 3 cucharadas de crema con 2 de miel y agregar una de jugo de limón. Dejar actuar por 20 minutos. Enjuagar primero con agua tibia e ir enfriándola.  

No importa que no puedas acceder a un día de spa. Todas tenemos derecho a cuidar nuestra piel y sentirnos más lindas. Ahora que ya sabés hacer tus propias máscaras faciales caseras estás lista para renovar tu cutis. Eso sí: limpiate antes la cara para que sean más efectivas.